Saltar la navegación

Protocolo TCP/IP

Como ya se ha comentado, el intercambio de información entre los ordenadores integrados en la red de Internet se produce porque todos ellos emplean un mismo lenguaje de comunicación de datos digitales, a este lenguaje le llamamos protocolo de comunicación TCP/IP.

Estas siglas hacen referencia a dos protocolos[1]: TCP (Protocolo de Control de la Transmisión) e IP (Protocolo de Internet). El TCP/IP define las normas sobre cómo deben viajar los datos a través de la red, estableciendo la forma en que se transmiten de un ordenador a otro (TCP) y la mejor ruta y direccionamiento para que lleguen a su destino (IP).

Supongamos que tenemos dos ordenadores, A (origen) y B (destino), comunicados entre sí a través de Internet. La transmisión de datos del ordenador A al ordenador B se realizaría del siguiente modo: los datos que salen del ordenador A (origen) se dividen en paquetes de información que viajan de forma independiente. Cada paquete lleva la dirección de destino (ordenador B) y es encaminado por la mejor ruta disponible en cada momento. Al llegar todos a su destino (ordenador B) se juntan todos los paquetes de la transmisión y si falta alguno se le pide al ordenador A (origen) que lo envíe de nuevo. En el siguiente vídeo se explica cómo se produce este intercambio de información.

Fig 1.3. Demografía en Internet. Fuente: http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons Licencia Creative Commons.



[1] Existen muchos más protocolos en Internet, que nos permiten utilizar diferentes servicios:  correo electrónico (SMTP, POP), acceso a páginas web (HTTP), transmisión de archivos (FTP, P2P), comunicación multimedia (VoIP),...